Consejos para una limpieza adecuada de sus cuchillos.

Para una vida más larga de sus cuchillos siga los siguientes consejos, ya que el acero se puede ver afectado por pequeños fenómenos de corrosión.

Lava los cuchillos inmediatamente después de su uso empleando jabones o detergentes neutros para evitar una corrosión de sus cuchillos o una pérdida significativa de su brillo.

No utilizar estropajos abrasivos ni limpiadores metálicos.

En el lavavajillas, colocar los cuchillos con las hojas hacia abajo y en cestos separados del resto de la cubertería para evitar el mayor número de roces posible.

No dejar los cuchillos sumergidos en agua mucho tiempo.

Secar los cuchillos con paños suaves y absorbentes.

Cuidados especiales

• Con la oxidación pueden llegar a aparecer manchas, en este caso se pueden eliminar de varias maneras:

-Con un limpiador convencional de metales.

-Con un algodón impregnado de una gota de aceite y frotando suavemente en el sentido del pulimiento.

-Si la oxidación es persistente dejaremos el cuchillo impregnando en aceite, dejándolo actuar durante varios días tras los cuales procederemos a raspar con cuidado la mancha de óxido.

• Para mangos:

-Las partes metálicas se limpian igual que las hojas.

-Para el latón podemos añadir al algodón una gota de vinagre.

-Para la madera utilizar aceite de lino pasados con un trapo de lana.

-Los mangos de plástico se pueden lavar sin ningún problema en el lavavajillas.