Inicio > Noticias > Conservación frigorífica de ajo

Conservación frigorífica de ajo

Conservación frigorífica de ajo

El ajo y la importancia de una buena instalación frigorífica para la obtención de un producto de calidad y una correcta post-cosecha.

Una correcta conservación frigorífica de ajos nos permitirá alargar su vida útil considerablemente, sin embargo una mala manipulación del producto o de las mismas cámaras frigoríficas provocaría un producto con un aspecto no deseado, por lo cual, la precisión en el control de humedad y temperatura en cámaras son factores claves para una conservación exitosa.

Para lograr un buen almacenaje deben evitarse daños en los bulbos. Los bulbos que presentan una mayor vida útil de post-cosecha son aquellos que presentan un alto contenido de sólidos, cuellos cerrados y catáfilas externas secas. Por lo contrario una cosecha adelantada produce una importante disminución de rendimiento.

La condición óptima de almacenaje para ajo de consumo en fresco es de -3ºC y 70% de humedad relativa, además hay que tener en cuenta una correcta circulación de aire, dejando el espacio suficiente en la cámara para su correcta circulación y así evitar cualquier acumulación de humedad.

Los brotes de ajo crecen muy lentamente mientras se encuentran en las cámaras frigoríficas, sin embargo, cuando se rompe la cadena de frío comienzan a crecer rápidamente, tanto más cuando más tarde sea.

Tenemos que evitar la presencia de otros productos en la misma cámara frigorífica ya que el ajo sólo admite la presencia de cebolla.

Calcule que por cada día de atraso en el ingreso a cámara la vida útil de los bulbos es de 4 días menor.

Los ajos de buena calidad tienen que estar limpios, blancos (o de otros colores típicos de la variedad) y bien curados.

El equipo de Bernad® refrigeración es especialista en el montaje de cámaras frigoríficas para conservación de ajos y cebollas (consúltenos).

Martes, 25 de febrero de 2014