Refrigeración con CO2

Cámaras Frigoríficas con CO2

En Bernad Refrigeración nos dedicamos a realizar proyectos de cámaras de refrigeración con refrigerantes ecológicos como el dióxido de carbono.

 

Tenemos una experiencia muy amplia en el diseño, instalación y mantenimiento de todo tipo de instalaciones frigoríficas. Es por ello por lo que podemos garantizar a nuestros clientes la máxima fiabilidad.

 

Aunque suponga una novedad en el sector de la refrigeración industrial, lleva poniéndose en práctica desde mediados del siglo XIX, adquiriendo estos últimos años mayor notoriedad en el sector de la refrigeración debido al aumento en las tasas de gases fluorados y a su condición de refrigerante natural.

El refrigerante CO2, también conocido como gas R744 es un refrigerante natural que se encuentra en estado gaseoso en el medio natural y permite modificar su estado variando su presión y temperatura.
La refrigeración con CO2 es por tanto una alternativa excelente como refrigerante secundario y en instalaciones en cascada. Además no daña la capa de ozono y reduce el impacto climático.
El refrigerante CO2 se utiliza en instalaciones pequeñas y medianas de congelación y en instalaciones frigoríficas como:

pescaderías, carnicerías, supermercados…

El refrigerante CO2 no es inflamable, ni tóxico y puede trabajar con presiones de gas muy altas.
La refrigeración con CO2 puede ser en cascada, salmuera, híbridos con amoniaco, … siendo los sistemas híbridos los más comunes.
La refrigeración con CO2 no daña la capa de ozono y reduce el impacto climático.

El Dióxido de Carbono se puede utilizar en instalaciones industriales como gas refrigerante en dos fases:

subcrítica y transcrítica.

FASE SUBCRÍTICA

En la fase subcrítica el CO2 se evapora y absorbe el calor, se comprime y se condensa y pasa a  un estado líquido cuando pierde el calor. Funciona de forma similar a otros gases refrigerantes.

FASE TRANSCRÍTICA

En la fase transcrítica, que es la más común en la refrigeración industrial, el CO2 no se condensa y por tanto no cambia su estado gaseoso, es decir, se producen presiones bastante altas.

Si quieres realizar una instalación frigorífica con CO2 no dudes en contactar con nosotros.