fbpx

¿Cómo limpiar una cámara frigorífica de manera correcta?

¿Cómo limpiar una cámara frigorífica de manera correcta?

Los equipos de frío industrial requieren de un mantenimiento periódico que es importante llevar a cabo para garantizar su rendimiento a medio y largo plazo. Especialmente la limpieza, una tarea fundamental con la que debes cumplir de manera metódica. Principalmente, porque la proliferación de microorganismos en aquellas superficies en las que se almacenan alimentos es incuestionable, a pesar de que suelen estar sometidos a muy bajas temperaturas. Por lo tanto, limpiar una cámara frigorífica es un proceso obligatorio para garantizar la salud y la higiene alimentarias, que debe llevarse a cabo siguiendo una serie de pautas de las que vamos a hablarte en el desarrollo de este artículo.

limpieza y mantenimiento de camaras frigoríficas

Limpiar una cámara frigorífica: Limpieza y desinfección, paso a paso

Para garantizar la eficiencia de esta ardua pero necesaria actividad es importante poner en funcionamiento un mecanismo de control que nos sirva para tener claro lo que tenemos que hacer en todo momento, así como lo que ya se ha hecho con anterioridad. En este sentido desde Bernad Refrigeración, donde hemos trazado una trayectoria que nos avala de más de 30 años en el sector, te sugerimos que sigas este paso a paso:

1. Establece un sistema de revisión interna y un plan de actuación

El orden y la periodicidad son dos factores fundamentales. Limpiar una cámara frigorífica es una tarea que debe llevarse a cabo con especial minuciosidad. Sería un error dejar cabos sueltos porque nos expondríamos a que la limpieza cayera en el olvido, con los consiguientes riesgos que podrían derivarse de dicha negligencia.

En este sentido, es importante diseñar un calendario en el que quede registrada toda la información importante al respecto: la fecha de la última vez que se llevó a cabo esta tarea, la de la próxima ocasión en la que tocaría volver a ponerla en marcha, los productos que se utilizaron para desempeñar esta labor, la persona encargada de realizarla y los trabajadores a su cargo que le ayudaron a ello, las posibles incidencias surgidas, el orden de actuación a seguir, etcétera.

2. Elige los productos adecuados para cada función y el vestuario indicado

Aunque pueda parecerte un asunto menor, lo cierto es que seleccionar los productos de limpieza adecuados para cada función a desempeñar y para cada elemento sobre el que vamos a actuar es una cuestión sumamente importante.

Ten en cuenta que estos equipos de refrigeración se utilizan para almacenar alimentos, por lo que es vital prestar mucha atención a la composición de los productos que vamos a emplear y asegurarnos de que no incluyen ningún elemento que pueda resultar tóxico.

Utiliza el material indicado para cada dispositivo y así estarás contribuyendo a prolongar su vida útil y estarás evitando posibles averías. Asimismo, conviene que te asegures de que los empleados utilicen el vestuario recomendado para esta clase de trabajos para garantizar su seguridad. Sobre todo, que sea de material aislante para evitar los posibles estragos que puede llegar a causar estar sometido a bajas temperaturas por espacios de tiempo prolongados.

3. Marca un orden de procedimiento y no te olvides de ningún rincón

La limpieza de esta clase de instalaciones requiere un orden de procedimiento. Un orden que debe seguirse a rajatabla. Empieza siempre por la misma zona y sigue las instrucciones trazadas en el plan de actuación. De esta forma será más sencillo que no se te olvide ningún rincón sin limpiar o desinfectar.

No se debe improvisar a la hora de desempeñar este trabajo. Es recomendable empezar por retirar la escarcha y eliminar el agua sin utilizar métodos agresivos. La desinfección es fundamental, y en este sentido el ozono es el mejor desinfectante y desodorizante que existe.

Como has podido comprobar si leíste el post al completo, limpiar una cámara frigorífica requiere un control y unas pautas que no debes pasar por alto.