Evaporador: qué es y para qué sirve

evaporador camara frigorifica

Evaporador: qué es y para qué sirve

 

El evaporador de una cámara frigorífica es junto con el compresor, una parte indispensable en la producción de frío en la instalación. Está presente en todas las instalaciones frigoríficas que utilizamos a diario: nevera, aire acondicionado, congelador, …

El evaporador  se encuentra en el interior de la cámara frigorífica y es el encargado de realizar el intercambio de calor entre los fluidos refrigerantes. Es en el evaporador donde tiene lugar el paso de la energía térmica desde un medio al otro: mientras uno de ellos se enfría, el otro se calienta y se evapora. Los refrigerantes más comunes son: R-134a, R-404A, R-507, R-417A, R-422D, R-424A, R-427A, Glicol, Dióxido de Carbono y Amoniaco.

 

Tipos de evaporadores

Existen multitud de evaporadores de distinto tipo, tamaño y diseño según su aplicación: cámaras frigoríficas, túneles de pre-enfriamiento y túneles de congelación, hospitales, residencias, centros comerciales, oficinas, cines y teatros, industria farmacéutica, etc.

Para poder elegir el evaporador que mejor se adapte a tu instalación, tienes que tener en cuenta diversos factores como el refrigerante, el almacenamiento o el uso, el diámetro de la hélice, medidas de la cámara, flujo de aire requerido así como el material con el que están construidos.

Una vez hecho este análisis los evaporadores, de forma generalizada, se pueden clasificar por:

  • Alimentación del refrigerante: evaporadores de expansión directa, inundados o sobrealimentados.
  • Tipo de construcción: evaporadores de tubo descubierto, de superficie de placa o aleteados.
  • Enfriamiento de liquido: enfriadores de doble tubo, tanque, serpentin en casco o acorazados.

 

Normalmente son los de expansión directa los más habituales en instalaciones frigoríficas de media y baja temperatura. Dentro de este tipo podemos encontrar distintas variantes:

  • Evaporadores murales: Estos son ideales para cámaras frigoríficas industriales y para túneles de congelación ya que permiten una adecuada distribución del aire y difusión del frío así como aprovechar al máximo el espacio.
  • Evaporadores cúbicos: están diseñados sobretodo para cámaras frigoríficas de productos frescos y perecederos por encima de los 5ºC, la conservación de congelados, envasado, salas de trabajo, túneles de congelación, … Su uso puede ser comercial o industrial y normalmente se colocan en los techos de las cámaras.
  • Evaporadores de plafón: estos a su vez pueden ser de aire de flujo normal o de doble flujo. Se utilizan para distintas aplicaciones como en cámaras y túneles de congelación, cámaras frigoríficas para productos frescos, salas de trabajo, envasado y despiece, …
  • Evaporadores centrífugos: diseñados para cámaras frigoríficas e instalaciones con temperaturas positivas. Están equipados con ventiladores para asegurar la presión del aire.
  • Evaporadores estáticos: Estos a su vez pueden ser de convección o de gravedad. Su uso se da en cámaras frigoríficas de entre 0 y 10ºC para la conservación de productos perecederos y delicados a temperatura constante.
  • Evaporadores por agua: Estos pueden ser compactos (de placas soldadas) o de placas desmontables (intercambiadores de placas). También se denominan evaporadores multitubulares para el enfriamiento del agua (aire acondicionado), cámaras frigoríficas, túneles de pre-enfriamiento y de congelación, …

 

Cómo funciona un evaporador

Antes de que el refrigerante llegue al evaporador, este se expande en una válvula la cual genera una gran bajada de presión cuando entra en el evaporador. Esto conlleva cambios en el fluido, lo que provoca un gran descenso de la temperatura.  Una vez que el refrigerante se encuentra en el evaporador a baja presión y temperatura, el medio absorbe el calor y el refrigerante sale vaporizado.

En toda instalación frigorífica, el aire tiene que estar circulando por toda la cámara para mantener baja la temperatura y como ya sabemos, el evaporador se encarga de mover el gas refrigerante para así absorber el calor y provocar la bajada de temperatura.

No obstante los evaporadores cuentan con un sistema de desescarche que, mediante resistencias, gas o agua, entra en funcionamiento cada cierto tiempo para evitar formaciones de hielo no deseadas.

Como ya hemos visto, es en el evaporador donde ocurre la magia, haciéndolo indispensable para cualquier instalación frigorífica. En Bernad Refrigeración llevamos más de 30 años realizando instalaciones de frío industrial y te podemos asesorar para elegir el evaporador que mejor funcione en tu instalación frigorífica. Ponte en contacto y uno de nuestros técnicos te asesorará. ?