¿Qué es la refrigeración con amoniaco? ⚛

camara de congelacion

¿Qué es la refrigeración con amoniaco? ⚛

 

La refrigeración con amoniaco, sí, has leído bien, amoniaco, es uno de los métodos más económicos y con mejor rendimiento de refrigeración. El amoniaco no solo sirve para la limpieza, también es un refrigerante natural.

Ya a mediados del siglo XIX se utilizaba en el enfriamiento de carne, pescado, verduras y lácteos. Las máquinas de amoniaco ya existían por aquel entonces en el sector de la refrigeración de alimentos para la fabricación de hielo y el procesado de alimentos.

El amoniaco es el refrigerante más usado desde entonces debido a sus propiedades termodinámicas. La concienciación por el medio ambiente y el nuevo reglamento europeo sobre gases fluorados nos obligan cada vez más a utilizar refrigerantes naturales como el amoniaco en la refrigeración industrial. No obstante, ¿qué es exactamente? ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son sus beneficios?

 

¿En qué consiste?

 

Para entender la refrigeración con amoniaco primero hay que saber que la fórmula química del amoniaco es NH3 (R-717),  un gas que se compone de nitrógeno e hidrógeno. Es un gas incoloro con  un olor muy fuerte y penetrante que podemos encontrar directamente en la naturaleza así como de forma artificial.

 

camaras frigorificas

 

En plantas de refrigeración y congelación lo encontramos como amoniaco anhidro, es decir, no contiene prácticamente agua (99% puro). De esta forma y como refrigerante puede llegar a alcanzar temperaturas de hasta -70ºC.

Ya comentábamos al principio la utilización de máquinas de amoniaco en la industria de la alimentación. Tradicionalmente este tipo de refrigeración se ha utilizado en sectores industriales en los que es necesaria la refrigeración a bajas temperaturas y refrigeración continua. Esto derivó a su utilización en el enfriamiento de carne, pescados, verduras y lácteos. Hoy en día sigue siendo de lo más común que alguna planta o almacén utilice amoniaco en la refrigeración de los alimentos que consumimos.

 

¿Cómo funciona la refrigeración con amoniaco?

 

El funcionamiento de la refrigeración con amoniaco consiste en un compresor que comprime hasta temperatura de condensación el gas seco que viene del separador a temperatura de evaporación y lleva el gas de descarga al condensador. En el condensador el refrigerante se condensa y el calor se disipa.

El líquido refrigerante llega del condensador al dispositivo de expansión. Ahí el amoniaco se expande hasta temperatura de evaporación y de ahí pasa al separador donde se separa el gas líquido del flash gas.

 

refrigeracion con amoniaco

 

 

El líquido refrigerante es aspirado por la bomba y se envía al evaporador. En el evaporador se produce el intercambio de calor. Finalmente el circuito se cierra cuando el líquido se separa del gas en el separador y el compresor puede aspirar el gas seco.

 

¿Cuáles son sus beneficios?

 

El uso del amoniaco como refrigerante tiene infinidad de ventajas. Entre ellas encontramos:

 

amoniacoNo es contaminante, por tanto no destruye la capa de ozono ni tiene efecto invernadero.

amoniacoSu rendimiento es un 3-10% más alto al de otros refrigerantes, por lo que su consumo energético es menor.

amoniacoSu coste es considerablemente menor a otros refrigerantes y requiere menos cantidad para el mismo uso. Esto significa mejores precios competitivos en productos refrigerados o  un interesante  ahorro económico.

amoniacoSu olor característico nos sirve de alarma si ocurriera un error en el sistema. Cuando se detecta una fuga mediante el olor no es dañino para la salud, en función del tiempo y la concentración de amoniaco.

amoniacoActualmente se utilizan válvulas de seguridad en tuberías y recipientes para evitar la sobrepresión y detectores de amoniaco que evitan cualquier incidente, lo que lo hace uno de los sistemas de refrigeración más seguros.

 

Además su uso va a ser cada vez más frecuente gracias a la entrada en vigor del reglamento europeo (UE) Nº 517/2014 sobre los gases fluorados de efecto invernadero por la cual antes del 2030 estos deben ser sustituidos por gases menos dañinos como el amoniaco.

Por tanto no nos queda la menor duda de que el amoniaco es la alternativa más rentable y sostenible para las de cámaras de refrigeración. En José Bernad llevamos más de treinta años dedicándonos al frío industrial y apostamos por el amoniaco como refrigerante.

 

¡No dudes en contactar con nosotros para saber más! 😉