fbpx

¿Cuándo es obligatoria la instalación de zonas acristaladas en cámaras frigorificas?

¿Cuándo es obligatoria la instalación de zonas acristaladas en cámaras frigorificas?

El Reglamento de Seguridad para Plantas e Instalaciones Frigoríficas establece una serie de normativas que contribuyen a potenciar y reforzar la seguridad en este tipo de instalaciones, generalmente destinadas a proporcionar servicios de frío y climatización con objeto de satisfacer las condiciones higrotérmicas exigibles en los procesos industriales. También, los requisitos higiénicos, de sanidad y bienestar con los que se ha de cumplir en las edificaciones en las que se montan estos equipos. Una de estas pautas indica en qué circunstancias se han de montar zonas acristaladas en cámaras frigorificas.

¿Cuándo es obligatoria la instalación de zonas acristaladas en cámaras frigorificas?

 

Este documento, aprobado por el Real Decreto 3099/1977, de 8 de septiembre, y posteriormente modificado y desarrollado por el Real Decreto 138/2011, de 4 de febrero, refleja que el uso de acristalamiento en este tipo de recintos ha de emplearse en instalaciones donde habitualmente cualquier persona tenga que realizar cualquier clase de trabajo que le obligue a permanecer durante un tiempo determinado en el interior de dicho recinto.

Por lo tanto, la colocación obligatoria de cristales en estas cámaras de refrigeración va a depender del uso que se vaya a hacer de la misma.

En cualquier caso, una instalación frigorífica que cuente con espacios acristalados ha de garantizar un adecuado aislamiento térmico en las mismas, que impida que se ponga en riesgo el correcto funcionamiento de estos sistemas de refrigeración empleados. En este sentido, es recomendable colocar un doble acristalamiento que puede llegar a evitar las fugas térmicas hasta en un 40 por ciento.

Para no generar problemas ni mermar el rendimiento de estas cámaras frigoríficas, se debe realizar un cálculo adecuado a la hora de instalar estas zonas acristaladas. Además de las pérdidas térmicas, otro contratiempo que hay que sortear es el de las condensaciones. De igual manera, es aconsejable controlar la humedad en las estancias contiguas a la de la instalación de refrigeración ya mencionada.

¿Qué tipo de cámaras requieren la colocación de cristal?

Por lo general, las cámaras frigoríficas que obligan a la colocación de cristales suelen ser, principalmente, aquellas en las que se hace necesario mostrar la mercancía que se conserva en su interior. Con ello, se consigue que se pueda llegar a localizar el producto que se busca de manera previa a la apertura de la cámara, lo que reduce de forma considerable el tiempo en que esta ha de permanecer abierta y, por lo tanto, el riesgo de que se produzcan pérdidas térmicas y pueda llegar a estropearse el resto de la mercancía conservada.

En el mercado pueden encontrarse muy diversos modelos de este tipo de instalaciones, en función a las medidas, la capacidad, si su función es la de la congelación o la conservación de los productos, si cuentan o no con equipo frigorífico, estanterías o acceso posterior, según el número de puertas de cristal y el tipo de acristalamiento, etcétera.

La importancia de garantizar un consumo energético adecuado

Otro de los fines principales que persigue el Reglamento de Seguridad para Plantas e Instalaciones Frigoríficas es el de garantizar el cumplimiento de los objetivos medioambientales y energéticos que marcan las políticas de la Unión Europea en esta materia. En este sentido, estas soluciones de refrigeración han de asegurar no solamente el mantenimiento adecuado de los productos en las mejores condiciones, sino también un consumo energético racional y un control de las emisiones de sustancias que puedan llegar a provocar el conocido efecto invernadero o el desgaste de la capa de ozono.

En José Bernad somos especialistas en el suministro de equipos de refrigeración industrial y cámaras frigoríficas, pues llevamos más de 30 años trabajando en el equipamiento de la industria alimentaria. Ofrecemos soluciones a medida para la instalación de zonas acristaladas en cámaras frigorificas ajustadas a lo que establece la legislación.