Origen e historia del Ajo

ajos

Origen e historia del Ajo

 

El ajo es un alimento que desde tiempos antiguos se ha llevado utilizando en la gastronomía y en medicina por sus altos beneficios. ¿Sabías de dónde viene?

El ajo, Allium Sativum, que conocemos todos, viene de la familia de las liliáceas, misma familia a la que pertenecen otros vegetales como las cebollas y los puerros. La planta del ajo se caracteriza porque apenas tiene flores, no tiene tallo y por tanto sus hojas nacen del bulbo o cabeza subterránea. La cabeza se conforma por una envoltura blanca que contiene 8-12 bulbos conocidos como los dientes del ajo.

 

? El término “ali-oli” viene de la palabra celta Alium (ajo)

 

El ajo además, tiene multitud de variedades y todas ellas tienen en común numerosos beneficios para la salud. Pero, ¿alguna vez te habías preguntado cual es el orígen del ajo y sus beneficios? ¡Te lo contamos!

 

El origen del ajo

 

El origen del ajo se remonta a varios siglos atrás en la Asia Central. La especie que conocemos hoy en día (Allium Sativum) procede de una variedad de esta zona, el Allium Longicuspic, que dio lugar al que hoy conocemos como el ajo común. Éste se extendió  rápidamente por la India y por el mar mediterráneo hasta llegar a Grecia donde se utilizaba para prevenir multitud de enfermedades.

Los primeros indicios que se tienen de la utilización del ajo con fines medicinales se remontan al Antiguo Egipto. Sus capacidades curativas le otorgaban poderes mágicos, pues se dice que los faraones daban ajos a sus esclavos para que estuvieran sanos y fuertes y según los papiros se cree que este alimento llegó a considerarse como un icono sagrado, tanto que, cuando hacían juramentos invocaban al ajo como una divinidad y se han llegado a encontrar cabezas de ajos verdaderas en tumbas para, según se cree, mantener alejados a los espíritus malignos.

El ajo para los egipcios representaba el mundo: las capas exteriores simbolizan los estados del cielo y el infierno y  los dientes el sistema solar; comerlos simbolizaba la unión del hombre con el universo.

En Grecia se consumía para evitar el tifus y la cólera. Antiguamente los atletas griegos solían masticar dientes de ajo antes de competir en los juegos olímpicos.

 

camara de ajos

 

En la época del Imperio Romano el ajo comenzó a formar parte de la dieta cotidiana. Pues descubrieron su alto poder antiséptico y energético por lo que lo utilizaban para las tropas de asalto. De hecho soldados griegos y romanos solían referirse a él como “rosa maloliente”. Fue en la época romana cuando se empezó a cultivar y a extender por Europa hasta formar parte de la dieta cotidiana.

Su uso continuó durante el Imperio Bizantino y la Edad Media, en la que se seguía utilizando para tratar úlceras, dolores y neutralizar venenos. De hecho, en el siglo VII la Escuela de Salermo lo incluyó como medicamento respetado.

 

El ajo en Europa

 

Pese a que la expansión del ajo desde sus principios hasta la actualidad ha sido bastante acelerada, también ha sufrido dificultades y vetos debido principalmente a su fuerte sabor y al aliento que deja tras haberlo ingerido.

En España, donde hoy en día es uno de los alimentos principales en nuestra dieta, hace unos siglos era  un alimento a evitar. Isabel La Católica prohibió que lo sirvieran en la Corte. En el siglo XIV el rey Alfonso de Castilla no podía soportar su olor y ordenó que ningún caballero se le acercara en un mes a la corte si consumía ajo.

 

? España es el primer productor de ajo en Europa y cuarto a nivel mundial, siendo China el primer país productor de ajo.

 

En la literatura también lo comprobamos cuando el mismo Don Quijote aconseja a Sancho no consumirlo.

No solo en España se mostraba desprecio por este alimento, franceses y portugueses también lo mostraban aunque cierto es que la Provenza francesa y Portugal supieron aprovechar el ajo y reconocerlo tanto en la gastronomía como por sus capacidades curativas.

En Gran Bretaña el ajo fue introducido por los romanos donde se empezó a cultivar en 1540 y se le conocía como “la medicina del pobre”.

Llegó a América de la mano de los españoles y tal es su uso en la actualidad que en Estados Unidos se celebra cada año el Festival del Ajo en Gilroy, California y existe un periódico especialmente dedicado a noticias relativas al ajo en California, su nombre es The Garlic Times.

 

Beneficios del ajo

No es la primera vez que hablamos de los numerosos beneficios del ajo y de sus distintas variedades como es el ajo negro. No es de extrañar que se haya utilizado con fines medicinales desde tiempos remotos ya que hoy en día podemos comprobar que contiene más de 2.000 componentes activos que le otorgan infinidad de propiedades medicinales como:

  • Propiedades antibacterianas
  • Mejora la circulación
  • Reduce el colesterol
  • Es antioxidante
  • Estimula la respuesta inmunitaria
  • Es diurético, entre muchas otras cualidades.

 

En definitiva, el ajo, pese a sus idas y venidas en el pasado,  se ha establecido hoy en día como referente de la gastronomía mediterránea y como un superalimento con grandes beneficios para la salud. Es por ello que su cultivo ha aumentado considerablemente en España y esto ha dado pie a la necesidad de acondicionar espacios para su conservación a lo largo del año.

En Bernad Refrigeración nos especializamos en el diseño e instalación de cámaras frigoríficas para la conservación de ajos. ¡Visita nuestra página para descubrir más sobre la refrigeración del ajo!

 

historia del ajo